El proyecto del Banco de Ropa nace en el último trimestre de 2017 como un proyecto de acción social, innovador, con el propósito de ser un servicio de interés público en el que se ofrece ropa, dada por grandes grupos textiles, por su distribución a las personas derivadas desde los servicios sociales de las ciudades de Barcelona y de L’Hospitalet de Llobregat. Esta ropa está dirigida a cubrir las necesidades básicas de la población en situación de alta vulnerabilidad, pobreza y riesgo de exclusión social.

El proyecto surge como una confección a medida, de la voluntad firme de la Fundación Joaquim Molins Figueras (Cementos Molins) a desarrollar una acción social, del compromiso de las empresas del grupo Aletex, a devenir una empresa modelo en la gestión responsable de sus fabricaciones, y sus excedentes, y la Fundación Zurcimos, como entidad gestora para implementar el proyecto.

El objetivo principal del Banco de Ropa es aumentar la calidad de vida de las personas en situación de pobreza y en riesgo de exclusión social facilitando el acceso a un producto de primera necesidad, la ropa, evitando el estigma a nivel individual y en los diferentes colectivos de los que forman parte. La donación se realiza en un formato el más similar en una tienda, donde la persona derivada acompañada por jóvenes contratados por la Fundación, selecciona las prendas de ropa en función de sus gustos y necesidades, dignificando el proceso de donación y trabajando desde el vínculo y la mirada.

Origen de la ropa

El 95% de la ropa del proyecto proviene de segundas calidades y restos de producción de la empresa privada, en consecuencia, es una ropa de primer uso que permite a las familias y personas que atendemos estrenar ropa. El 5% restante de la ropa proviene de donaciones tanto de entidades del tejido asociativo del barrio de Sants como de los vecinos y las vecinas del territorio. Esta ropa es seleccionada y tratada por el equipo del proyecto y se pone a disposición de las familias y personas que acuden a los puntos de acompañamiento digital.

Dignificación de la donación

La atención personalizada en formato similar en una tienda, donde las familias, pueden acceder en la ropa en un servicio integral de acompañamiento que dignifica la donación. Se favorece así una relación personal y próxima, de atención a las necesidades.

Trabajo en red y en respuesta a las necesidades

El proyecto trabaja con los servicios sociales de las ciudades de Barcelona y de L’Hospitalet de Llobregat. Son las referentes, quienes conocen a las familias, las que pueden facilitar el acceso a la ropa, conocer de primera mano las necesidades y dar cobertura a las mismas desde la relación de confianza que tienen establecida.

l

Formación e inserción sociolaboral con los colectivos más vulnerables

Los puestos de trabajo que se generan en el proyecto son de inserción laboral de colectivos en situación de vulnerabilidad, con un compromiso firme de la Fundación, de ofrecer itinerarios formativos y laborales de éxito en proyectos de innovación y de impacto comunitario.

Sostenibilidad

Compromiso con la sostenibilidad, el consumo responsable y el medio ambiente trabajando para reducir el volumen de ropa que anualmente se fabrica y no entra en el circuito comercial, bien por “pequeñas taras” o simplemente al ser restos de producción. El Banco de Ropa ofrece una salida socialmente comprometida a estas prendas de ropa y, por lo tanto, incide en la reducción de las desigualdades sociales.

/

Sinergia compartidas con la empresa privada

El trabajo conjunto y en colaboración con la empresa privada ha acontecido un proyecto de acción social innovador, que da respuesta de la manera más digna posible a una necesidad básica de las personas, como es la vestimenta, poniendo en el eje de la responsabilidad social, de las empresas que participan al proyecto, las personas más vulnerables, con el deseo de crear un mundo más justo.

Datos de impacto

Prendas de ropa entregadas

Personas atendidas

Donaciones el último año

Toneladas de ropa donada